Año Internacional de la Agricultura Familiar (AIAF)

Family Farming
News
Date 24 February 2014
FoodSovereignty

This post is also available in: Inglés, Francés

La Asamblea General de las Naciones Unidas, en su 66º período de sesiones, declaró el 2014 como el “Año Internacional de la Agricultura Familiar” (AIAF) e invitó a la FAO a facilitar su aplicación en cooperación con los gobiernos, el sistema de las Naciones Unidas y las organizaciones no gubernamentales pertinentes.

Agricultura Familiar (que incluye todas las actividades agrícolas basadas en la familia) es un medio de organizar la silvicultura, la pesca, la producción pastoral y la acuicultura agrícola que es administrado y operado por una familia y predominantemente dependiente de la mano de obra familiar, incluyendo tanto de mujeres como de los hombres. La familia y la granja están vinculados, co-evolucionan y se combinan las funciones económicas, ambientales, sociales y culturales.

Agricultura Familiar es una de las formas más predominantes de la agricultura en todo el mundo, tanto en países desarrollados como en desarrollo. La diversidad de los contextos nacionales y regionales, en términos de las condiciones agroecológicas, las características territoriales, la disponibilidad de infraestructura (acceso a los mercados, carreteras, etc.), el medio ambiente, la política y las condiciones demográficas, económicas, sociales y culturales, influencia las estructuras y funciones del FF, así como las estrategias de subsistencia.

El sector cuenta con un amplio espectro de tamaño de las explotaciones y tipos. En un extremo del espectro son muy grandes latifundios de varios cientos de hectáreas en las economías de altos ingresos, donde las granjas pueden ser fácilmente cultivados por uno o dos miembros de la familia con el uso de maquinaria que ahorra trabajo y mano de obra contratada. En el otro extremo del espectro, en las economías de bajos ingresos, FF generalmente consiste en pequeñas explotaciones de unas pocas hectáreas o menos, a menudo orientadas a la subsistencia con bajos excedentes comercializables.

El Comité Internacional de Planificación para la Soberanía Alimentaria, como una plataforma global autónomo, auto-organizada de los movimientos sociales y redes de la sociedad civil de todo el mundo que representan a cientos de organizaciones y más de 300 millones de productores de alimentos a pequeña escala, les gustaría participar en el AIAF en línea con su la historia y la legitimidad, proponiendo un nombre para sus eventos: “Campesino [1] Agricultura Familiar”.

Los sistemas agrícolas campesinos juegan un papel decisivo en la alimentación de la población mundial, a nivel nacional e internacional. Al mismo tiempo, constituyen el 80 por ciento de las personas que sufren de hambre. Son víctimas de la discriminación sistemática y violaciónes de derechos humanos. El Grupo de Trabajo del Proyecto del Milenio de hambre encontró que alrededor del 80 por ciento de la población mundial que padece hambre vive en zonas rurales: alrededor del 50 por ciento vive en zonas rurales de pequeños propietarios hogares agrícolas, mientras que otro 22 por ciento son familias campesinas que no tienen acceso a la tierra . El ocho por ciento son pastores, pescadores y habitantes de los bosques. En general, el 60 por ciento de los que sufren de hambre crónica son mujeres, y las mujeres rurales se ven especialmente afectadas.

En su estudio, el Comité Asesor del Consejo de Derechos Humanos identifica cinco principales causas de la discriminación y la vulnerabilidad de los campesinos: la expropiación de sus tierras, el desplazamiento y los desalojos forzosos; discriminación de género; ausencia de una reforma y las políticas para el desarrollo rural agraria; falta de salarios mínimos y medidas de protección social, especialmente en el contexto de la privatización de los recursos de tierras y aguas; y la represión y la criminalización de los movimientos que defienden los derechos de las personas que viven en zonas rurales.

El acceso a los recursos productivos es fundamental para los campesinos, y para todas las estrategias que tienen como objetivo la lucha contra el hambre y en forma efectiva la pobreza en el mundo. Sin embargo, el acceso a menudo precaria de la tierra y otros recursos está actualmente amenazada por una nueva ola dramática de inversiones de la tierra a gran escala. Aunque los detalles precisos son difíciles de conseguir, se estima que al menos 70 millones de hectáreas de buenas tierras agrícolas han sido transferidos de los campesinos a las empresas en los últimos años solamente, y cada día más inversionistas se agregan.

Los campesinos de todo el mundo también se enfrentan a crecientes restricciones derivadas de la degradación de los recursos naturales y el cambio climático. Los impactos ecológicos de la agricultura industrial son desastrosas y van de alta vulnerabilidad a los efectos del cambio climático y las plagas; destrucción de la biodiversidad; salinización y pérdida de fertilidad de los suelos; el uso excesivo de agua y la contaminación de los recursos hídricos.

De acuerdo con el último informe de la FAO sobre el Estado de los Recursos del Mundo tierra y agua para la Agricultura y la Alimentación, el 25 por ciento de los suelos del mundo están degradadas. Además, la agricultura industrial es responsable de un 13,5 por ciento de las emisiones de CO2. Como se mencionó antes, la agricultura familiar campesina representa una alternativa sostenible para aumentar la producción de alimentos.

El Comité Internacional de Planificación quisiera contribuir al Año Internacional de la Agricultura Familiar, con la introducción de la expresión “campesino” con el fin de recordar el papel de millones de campesinos desconocidos, que han estado cultivando la tierra y la conservación de la biodiversidad agrícola del mundo para los últimos 12000 años.

El Comité Internacional de Planificación para la Soberanía Alimentaria quiere contribuir a la celebración del Año Internacional de la Agricultura Familiar a través de la publicación de un estudio que documenta cuatro experiencias exitosas de diferentes regiones que demuestran la eficacia de la agricultura familiar campesina, resultados de su impacto positivo y que son estable en el largo plazo, y que ofrece una alternativa viable para hacer frente a la inseguridad alimentaria y la pobreza en las zonas rurales.

El principal objetivo de la publicación es documentar ejemplos de campesina y familiar sostenible y exitosa agricultura prácticas agrícolas en todo el planeta. Aunque los nombres que utilizamos pueden variar considerablemente de un lugar a otro, el IPC quiere compartir las experiencias y los principios fundamentales comunes de la agricultura campesina verdaderamente sostenible, que implica una combinación de la recuperación y revalorización de los métodos tradicionales de la agricultura familiar campesina y la introducción del innovador prácticas ecológicas.

Los 4 casos de estudio de casos de éxito serán documentados por los socios de la IPC en las regiones involucradas (América Latina, África, Europa, Asia), la identificación de las mejores prácticas de los modelos familiares y agroecológicos en la agricultura a nivel de base, con un enfoque especial en los resultados positivos en la promoción del desarrollo agrícola socialmente justo y ecológicamente racional. Las investigaciones de acción prestarán especial atención a los aspectos relativos a (i) la gestión sostenible de los recursos ambientales, (ii) la gestión de los sistemas de semillas a nivel de finca con el fin de comprender mejor las limitaciones y las posibilidades de utilización de variedades adaptadas localmente y (iii) la valorización de la agricultura la biodiversidad, con el objetivo de aprovechar las diferentes experiencias de la producción agrícola a pequeña escala dentro de un enfoque participativo y negociado con el desarrollo territorial.

Los estudios de caso proporcionan resultados a diferentes niveles: (i) la descripción de los contextos locales y nacionales que se centran en los aspectos que son más relevantes para este estudio; (Ii) la participación y motivación de los actores locales; (Iii) la evaluación de necesidades / recursos; (Iv) la recopilación de información de fondo existente en términos de conocimientos, redes y percepciones ya existentes de modelos familiares y agroecológicos en la agricultura.

 

El estudio se ha inspirado en cuatro objetivos específicos, de acuerdo con la agenda oficial de la AIAF, para difundir el resultado positivo de la Agricultura Familiar Campesina en todo el mundo:

a) contribuir al desarrollo de políticas públicas de apoyo a la agricultura campesina (construcción y el acceso a los mercados, el modelo de producción, los sistemas de alimentación, los sistemas campesinos de semillas, etc.)

b) la recuperación de los conocimientos indígenas y tradicionales, el conocimiento basado en la experiencia y las mejores prácticas para el intercambio y la sensibilización del público;

c) la generación de una mejor comprensión de las necesidades de la agricultura familiar campesina, potenciales y limitaciones;

d) la creación de sinergias entre los distintos pequeños productores de alimentos escala para la creación de los sistemas alimentarios “sostenibles”

 

Los resultados del estudio serán publicados por la FAO y presentados durante las actividades oficiales del AIAF.

 

 

 

[1] Los campesinos son mujeres y hombres, entre los campesinos sin tierra, que tienen una relación directa con la tierra y la naturaleza a través de la producción de alimentos y productos agrícolas por trabajar la tierra. Los campesinos han estado cultivando la biodiversidad de 12.000 años, la selección de semillas y la adaptación de sus plantas a condiciones de cultivo específicas. A través de miles de años de gestión continua e innovación por parte de campesinos, los pocos cultivos iniciales y variedades se convirtieron en una gran cantidad inconcebible de la diversidad de cultivos. Se estima que 7.000 especies de cultivos han sido cultivados o recogidos por los seres humanos para el alimento, y el número estimado de variedades distintas de cada uno de estos cultivos exceeds100,000.

Share this article