IPC Y FAO ESTABLECEN TEMAS PRIORITARIOS COMUNES PARA UN TRABAJO DE COLABORACIÓN EN LA LUCHA CONTRA EL HAMBRE Y LA INSEGURIDAD ALIMENTARIA

download letter (PDF)

 

El Director General 23 Mayo de 2014

Estimados miembros del Comité de Facilitación del CIP:

Tengo el honor de referirme a nuestro reciente intercambio de cartas, a partir de la carta del CIP del 29 de marzo de 2013, la carta de la FAO del 24 de julio de 2013 y la carta del CIP del 23 de septiembre de 2013, para reforzar el diálogo y la colaboración entre el Comité Internacional de Planificación para la Soberanía Alimentaria (CIP) y la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

Como he citado en diversas ocasiones desde que ocupé el cargo de Director General de esta Organización, la FAO quiere fortalecer las alianzas locales y de base y las colaboraciones con la Sociedad Civil y los movimientos sociales de productores a pequeña escala, poniendo los cimientos para colaborar en la lucha contra el hambre y la inseguridad alimentaria. El importante compromiso de todos los sectores de la sociedad en este desafío es absolutamente esencial, y la función de aquellos que son más vulnerables ante la inseguridad alimentaria y cuyas voces han sido marginadas con demasiada frecuencia no puede destacarse suficientemente.

Reconocemos el papel del Comité Internacional de Planificación para la Soberanía Alimentaria (a partir de ahora, el CIP), como plataforma mundial autónoma y auto-organizada de productores de alimentos a pequeña escala y organizaciones de trabajadores rurales y movimientos sociales y organizaciones de base comunitaria para facilitar el diálogo y el debate entre los actores de la sociedad civil, los gobiernos y otros actores que trabajan en el programa de seguridad alimentaria y nutrición en los ámbitos mundial y regional.

La FAO acogería con satisfacción una participación reforzada de las organizaciones del CIP, que representan los distintos sectores y regiones, en todos los aspectos de su labor tal como se detalla en la renovada Estrategia de la FAO para las asociaciones con la Sociedad Civil, que hace especial hincapié en las zonas emergentes que representan temas prioritarios comunes de trabajo para la FAO y el CIP. A partir de los acuerdos alcanzados durante el intercambio de cartas, estoy de acuerdo con las propuestas definidas tal como sigue:

 

Principios que rigen las relaciones de la FAO con el CIP

La FAO acepta y promueve los principios de autonomía y auto-organización de la sociedad civil y los aplicará en todas sus relaciones con las organizaciones de la sociedad civil y los movimientos sociales, incluido el CIP. La FAO aprecia la participación directa de los movimientos sociales y las organizaciones que representan a los grupos de población que sufren la inseguridad alimentaria y los productores de alimentos a pequeña escala en sus deliberaciones, y reconoce al CIP como un actor fundamental en los diálogos sobre alimentación y agricultura y las negociaciones celebradas bajo el auspicio de la FAO. El CIP reconoce su responsabilidad para garantizar una amplia divulgación que llegue a sus miembros y activistas en todas las regiones del mundo, y para demostrar y documentar la transparencia, la inclusividad y la efectividad de sus métodos de trabajo y procesos de toma de decisiones. Al mismo tiempo, el CIP reconoce las tareas de secretariado de la FAO como organización de países miembros con un mandato específico para eliminar el hambre y la inseguridad alimentaria.

 

Mejorar el entorno institucional para las relaciones entre la FAO y el CIP

La FAO buscará la participación efectiva del CIP en los procesos políticos de ámbito regional y mundial en los límites de su mandato. La FAO confirma su compromiso para reforzar su capacidad institucional con el fin de abordar cuestiones emergentes de forma interdisciplinar y promover una visión holística de la relación entre la Tierra y sus recursos y todos los seres humanos, con la participación de la sociedad civil y, en particular, de los movimientos sociales que reúnen, representan y defienden los derechos de los agricultores a pequeña escala y otros custodios de la biodiversidad mundial.

Las iniciativas futuras de colaboración entre la FAO y el CIP tendrán lugar en una serie de zonas en las que el marco de la renovada Estrategia de la FAO para las asociaciones con la Sociedad Civil, redactada tras un proceso de consultas mundiales en el que participaron el personal directivo superior de la FAO y funcionarios clave en la sede y las oficinas descentralizadas de la Organización, así como una amplia representación de los sectores de la sociedad civil y los Estados Miembros.

En el ámbito del programa de campo, la FAO y el CIP promoverán el diálogo y la colaboración sobre el terreno para el diseño, la implementación y el monitoreo de la calidad y la sostenibilidad de las iniciativas locales, los programas, los proyectos y las respuestas urgentes.

La FAO promoverá programas de apoyo a los campesinos, los pueblos indígenas, los productores de alimentos a pequeña escala, la producción campesina agroecológica de alimentos a pequeña escala y las estrategias de los agricultores sobre las semillas. Con respecto a dichos programas, ambas partes acuerdan trabajar para una mayor implicación de los movimientos sociales en los programas de campo de la FAO si así lo acuerdan y en interés de las organizaciones involucradas.

La FAO también buscará coherencia en todos los niveles de su estrategia y programas con el fin de evitar iniciativas o programas que dañen el sistema campesino agroecológico de producción de alimentos a pequeña escala. Los mecanismos de interacción entre el CIP y las oficinas descentralizadas de la FAO serán reforzados cuando proceda para facilitar la cooperación en todos los ámbitos.

En el ámbito del intercambio de conocimientos y desarrollo de las capacidades, la FAO y el CIP colaborarán para promover y facilitar el flujo de conocimiento mundial sobre cuestiones de agricultura y nutrición y hacerlo accesible a los productores de alimentos a pequeña escala de todo el mundo. El conocimiento detallado que tiene el CIP desde su nivel de base y sus contextos regionales complementará en gran medida el bagaje de conocimientos y experiencia técnica proporcionados por la FAO.

En cuanto al diálogo político, la FAO alentará, guiará y facilitará a distintos niveles la creación de foros para el diálogo político y debates para que se escuchen las necesidades e intereses de las organizaciones de productores de alimentos a pequeña escala, las asociaciones de trabajadores rurales y los movimientos sociales y organizaciones de base comunitaria y se les tenga en cuenta en la formulación y adopción de políticas, para que se implementen dichas políticas en el ámbito nacional, regional e internacional, con el fin de mejorar de forma concreta la vida de los productores de alimentos a pequeña escala.

En función de las características de cada organización, la FAO y el CIP examinarán la mejor manera de promover la participación de la sociedad civil y, especialmente, la participación de las organizaciones de productores de alimentos a pequeña escala en el diálogo político en el ámbito nacional. Se tomarán medidas para reforzar la participación del CIP y de otras organizaciones de la sociedad civil y movimientos sociales en las futuras sesiones de los comités técnicos de la FAO y otros órganos de gobierno, en particular en sus conferencias regionales.

La FAO reconoce que son necesarios recursos financieros para mantener y generar capacidad en el CIP con el fin de garantizar su participación efectiva.

La FAO movilizará recursos externos de los países donantes y asociados que proporcionan recursos y establecerá y gestionará un fondo fiduciario multi-donante para respaldar la participación de las organizaciones de productores de alimentos a pequeña escala y otras organizaciones de productores de alimentos, como los pueblos indígenas, los pastores, los pescadores y los trabajadores de la pesca, los trabajadores rurales, etc. , y apoyará las iniciativas de las organizaciones de productores a pequeña escala.

En el ámbito de las actividades normativas, la FAO respaldará la participación del CIP y otras organizaciones de la sociedad civil y movimientos sociales conjuntamente con los Estados Miembros, las instituciones dedicadas a la investigación y las demás partes interesadas en la implementación de directrices, códigos de conducta, convenios mundiales, tratados internacionales y marcos reglamentarios en áreas relacionadas con el mandato de la FAO.

En cuanto a la incidencia política y la comunicación, la FAO aumentará la concienciación pública y construirá un apoyo sólido y voluntad política en la lucha contra la pobreza y la inseguridad alimentaria a través de la adopción de un enfoque basado en derechos. La FAO también está abierta a respaldar iniciativas emprendidas por el CIP y a tener en cuenta iniciativas conjuntas ad hoc. Esto puede aumentar las posibilidades de llegar a los grupos de base , plantear cuestiones a los principales encargados de la toma de decisiones, e informar y movilizar a la opinión pública sobre cuestiones fundamentales.

 

Acciones sobre cuestiones prioritarias

Las siguientes cuestiones prioritarias que se debatieron durante el intercambio de cartas podrían formar la base de la futura relación entre la FAO y el CIP, entendiendo que ambas partes tienen distintas funciones que desempeñar en relación con estas cuestiones:

 

  • Actividades relacionadas con el Año Internacional de la Agricultura Familiar;
  • Definición de los Principios para la Inversión Agrícola Responsable (iar);
  • Implementación/Puesta en práctica de las Directrices voluntarias sobre la gobernanza responsable de la tenencia de la tierra, la pesca y los bosques en el contexto de la seguridad alimentaria nacional en los ámbitos nacional y de base;
  • Implementación de la política de la FAO sobre los pueblos indígenas y tribales;
  • Aprobación e implementación de las Directrices del COFI para asegurar la pesca sostenible en pequeña escala (Directrices PPE);
  • Participación en la labor de la Comisión sobre los Recursos Fitogenéticos para la Alimentación y la Agricultura y la implementación de las decisiones, especialmente en relación con el uso sostenible de la diversidad fitogenética de la que dependen la alimentación y la agricultura y los derechos de los agricultores;
  • Participación en el diálogo sobre ganadería y el Programa Mundial para una Ganadería Sostenible;
  • Participación efectiva e inclusiva en los comités técnicos y los grupos de trabajo de la FAO;
  • Facilitación de la participación de las OSC en las conferencias regionales de la FAO;

La FAO ofrece su capacidad y sus recursos técnicos y facilitará, cuando proceda, la movilización de recursos financieros, y está abierta a propuestas procedentes del CIP sobre estas cuestiones. En determinadas ocasiones se podrían plantear actividades conjuntas ad hoc. En este caso, las funciones respectivas de la FAO y el CIP serán definidas clara y formalmente. La puesta en práctica de todos los proyectos y programas en conformidad con este acuerdo, incluidos aquellos que impliquen una transferencia de fondos entre las Partes, requerirá la ejecución de acuerdos jurídicos separados adecuados entre las Partes. Los términos de tales acuerdos estarán sujetos a las disposiciones de este acuerdo.

 

Derechos de propiedad intelectual

 

Los derechos de propiedad intelectual, en especial los derechos de autor en materiales como información, software o diseños, puestos a disposición por el CIP y la FAO con el fin de ser usados para llevar a cabo actividades en virtud de este acuerdo, serán conservados por la Parte de origen. Se incluirán autorizaciones apropiadas para el uso de tales materiales por la otra Parte en los acuerdos concluidos, en consonancia con el párrafo anterior.

 

Uso del nombre y del logotipo

Las Partes acuerdan no usar en ningún comunicado de prensa, memorando, informe u otro material publicado relacionado con este acuerdo, el nombre o logotipo de la otra Parte sin el consentimiento previo por escrito de la Parte en cuestión.

 

Privilegios e inmunidades

Nada de lo incluido en este acuerdo, o relacionado con él, o en cualquier documento o acuerdo relacionados con el mismo, se interpretará como renuncia, expresa o implícita, de ninguno de los privilegios e inmunidades de la FAO, ni como una extensión de cualquier privilegio o inmunidad de la FAO al CIP, o a su personal.

 

Confidencialidad

Ninguna de las Partes o su personal comunicará a otra persona o entidad información confidencial puesta a su disposición por la otra Parte en el curso de la implementación de este acuerdo, ni usará esta información para beneficio privado o empresarial. Esta disposición sobrevivirá tras la expiración o terminación del presente acuerdo.

 

Resolución de controversias

Cualquier controversia entre las Partes respecto a la interpretación o ejecución de este acuerdo, o de cualquier documento o acuerdo relacionado con él, se resolverá mediante negociación entre las Partes. Aquellas diferencias que no se hayan resuelto serán señaladas a la atención de la dirección ejecutiva de las dos instituciones para su resolución final.

 

Legislación aplicable

El presente acuerdo, y todo documento o acuerdo relacionado con el mismo, estará gobernado por los principios generales de la ley, excluyendo cualquier otro sistema jurídico nacional.

Implementación y monitoreo del intercambio de cartas

El punto focal de la FAO para el monitoreo del intercambio de cartas lo formarán el Director de la Subdivisión de Asociaciones y Promoción (OCPP) y su personal. Todos ellos interactuarán de forma continua con los puntos focales del CIP. En el ámbito regional, los líderes regionales del CIP se reunirán anualmente con las oficinas regionales de la FAO para supervisar las colaboraciones en curso y debatir la posibilidad de emprender otras iniciativas.

Duración, renovación y terminación

Dentro de 3 años (es decir, en 2017) tendrá lugar una evaluación general de la efectividad e impacto del presente intercambio de cartas. En ese momento, las partes tomarán la decisión de renovar, revisar o concluir el presente acuerdo.
Este acuerdo puede ser rescindido por cualquiera de las Partes mediante el envío de una nota por escrito con tres meses de antelación a la otra Parte. En ese caso, las Partes acordarán las medidas requeridas para la conclusión ordenada de las actividades en curso.

Tras la terminación del presente acuerdo, los derechos y las obligaciones de las Partes definidos en virtud de cualquier otro instrumento jurídico ejecutado de conformidad con este acuerdo quedarán sin efecto.

A pesar de todo lo anterior, toda terminación de este acuerdo se entenderá sin perjuicio de (a) la conclusión ordenada de toda actividad de colaboración en curso y de (b) todos los derechos u obligaciones de las Partes adquiridos antes de la fecha de terminación en virtud de este acuerdo o de cualquier otro instrumento jurídico ejecutado en conformidad con este acuerdo.

 

Notificaciones y modificaciones

Cualquiera de las Partes notificará a la otra por escrito todo cambio material, anticipado o real, que afecte la ejecución de este acuerdo.

Este acuerdo puede ser modificado por consentimiento mutuo por escrito en todo momento a petición de cualquiera de las Partes. Tales modificaciones entrarán en vigor un mes después de las notificaciones de consentimiento de ambas Partes respecto a las modificaciones solicitadas, o en cualquier otra fecha acordada por escrito para que la modificación entre en vigor.
Llegada la fecha acordada, ambas partes tomarán, conjuntamente, la decisión de renovar, revisar o concluir el acuerdo. En vista de que la FAO acepta la propuesta recogida en las cartas del CIP, quisiera confirmarles que la carta del CIP del 29 de marzo de 2013, la carta de la FAO del 24 de junio de 2013 y la carta del CIP del 23 de septiembre de 2013, junto con esta respuesta positiva de la FAO, constituirán un acuerdo entre la FAO y el CIP.

Con mis mejores deseos,

Jose Graziano da Silva

xxxx

post,IPC

IPC Secretariat

c/o Centro INternazionale Crocevia

Via Tuscolana 1111 – 00187

Roma – Italy

Una idea sobre “IPC Y FAO ESTABLECEN TEMAS PRIORITARIOS COMUNES PARA UN TRABAJO DE COLABORACIÓN EN LA LUCHA CONTRA EL HAMBRE Y LA INSEGURIDAD ALIMENTARIA”

Los comentarios están cerrados.