Gran victoria para las comunidades de pescadores artesanales de Sudáfrica!

El 1 de marzo, el Tribunal Superior del Cabo Occidental, en Sudáfrica, paralizó los planes de prospección sísmica marina para la adquisición de datos por parte de Searcher Seismic en la costa occidental de Sudáfrica. Searcher Seismic fue declarada culpable de violar el derecho al consentimiento libre, previo e informado y de no haber realizado una evaluación adecuada del impacto ambiental de sus actividades. 

El veredicto final destaca cómo la empresa puso en marcha un mecanismo sistemático para evitar la consulta con las comunidades y organizaciones de PPE y Pueblos Indígenas, y consultar únicamente con el sector de la pesca comercial a gran escala. Como se indica en el veredicto, la empresa no consideró a las comunidades de PPE y Pueblos Indígenas como dignas de ser consultadas, negando así sus derechos y descuidando el potencial resultado negativo que sus actividades podrían haber tenido no sólo en el medio ambiente marino, sino también en la seguridad alimentaria de las personas que viven en la zona.

Masifundise[1], miembro del GT del CIP y Secretaría del Grupo Asesor Regional de África, fue una de las organizaciones locales que lucharon contra estos planes, y como dijo Naseegh Jaffer, Director de Masifundise:

“Estamos encantados con este veredicto. El Estado de Derecho ha salido una vez más en defensa de los pescadores a pequeña escala. La sentencia de hoy es otra confirmación del reconocimiento de los derechos de subsistencia, alimentación y acceso de las comunidades pesqueras. Los tribunales han dejado claro que estos derechos deben ser preservados y protegidos”[2].

 

 

[1] Para más información, visite el sitio web oficial de Masifundise: https://www.masifundise.org/

[2] Fuente: https://www.masifundise.org/searcher-seismic-loses-bid-to-appeal-interdict-halting-seismic-blasting-in-the-west-coast/